4.6.12

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos

Cambié las reacciones, y por ende -pero sin mi conocimiento- perdí todos los me gusta que tenía cuando el me gusta era una reacción. Una boluda atómica.
Hoy tengo las ganas o simples deseos de pasar a comentarles en forma muy breve y resumida que he tenido un día de nada. Un día común, básico, rutinario. Soy una persona alegre y me río mucho, aunque, también soy ciclotímica y cambio mis humores repentinamente, especialmente si me hacen poner histérica que es cuando más me enojo y ya me transformo en un ser indeseable y desquiciado. Y eso ha ocurrido, pero nada muy relevante.
Volviendo al tema, dónde se irán todos aquellos días que nada valen en nuestras vidas? Porque con una mente desarrollada como la de adultos jóvenes nada se podría perder, pero sin embargo, ¿dónde van los recuerdos que no conducen a ningún lado? ¿dónde quedan esas 24x7 diarias? Es decir, son 24 horas por 365 días y de éstos solo quedan unos cuantos recuerdos... ¿Y el resto? ¿Caen a un abismo y allí mueren?

4 comentarios:

  1. Buena onda lo que me dijiste che!!! Gracias. Yo también debería hacer limpieza ahora que me pongo a pensar, jaja.
    Yo creo que más que caer en algún lado quedan.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Casi siempre me pregunto lo mismo

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno :D
    feeeeliz siempre feliz!

    ResponderEliminar