11.4.10

Un domingo

Cansada de sufrir por un amor no correspondido, se tomó el primer avión que vió en el cartel y termino en Italia, un país muy bello pero no para alguien que lo que desea es olvidar. Tuvo que aprender el idioma, buscar un empleo y intentar dejar las lágrimas para otro momento. Logro aprender a defenderse con algúnas palabras italianas... aúnque todavía le costaba, y terminó pidiendo monedas en una plaza, ya que sus escasos recursos no alcanzaban para nada. Su belleza radiante y sus facciones de muñeca; Hicieron que un hombre de altos recursos monetarios la saque de esa plaza, ya que ese no era el lugar correspondido para un coeficiente medio y una belleza asombrosa. El le consiguió un empleo, la vistió y la amó, aunque efectivamente no eran correspondidos el uno al otro. El hombre, al enterarse de que ella sólo estaba con el por su cuenta bancaria, decidió darle unos cuantos euros y dejarla en el estado en el que la encontró. Ella lo aceptó sin ningún tipo de reproches; ya que realmente no queria herir a un hombre de ese nível ya que tenía en claro lo que el podía hacerle. Siguió rondando sin comer; sin cambiarse de vestuario y pasando largas noches de frío durante un largo tiempo... El hambre y el frío la obligaron a hacer cosas que jamás hubiera hecho si tenía conciencia de lo que hacía. Luego de andar y andar durante tres meses y medio, llegó a un comedor en dónde la alimentaron, y le dieron albergue durante una semana. La cocinera, la vió cosiendo las prendas que en el comedor le permitieron lavar, y vió que ella realmente tenía una motricidad fina magnifica. Luego de ésta semana; Le prepusieron ser maestra de costurería en el mismo comedor, en el séctor de los niños. Le darían una cama todas las noches, y un plato de sopa todos los mediodías, a lo que ella aceptó, intentando progresar. Un día, recolectando basura, encontró un traje de una famosisíma marca italiana, de buena calidad pero un poco gastado y roto, y lo llevó con sigo. Esa noche; luego de un largo día, no pudo dormir pensando en qué haría con tan hermoso traje, y pasaban y pasaban las horas... y ella no podía dejar de cortar y coser. En el momento, llegó la hora del pan con leche y ella no tenía fuerzas para seguir, pero se dió así misma fuerzas, y siguió, sin importarle nada. Le tardó cinco días sin fin hacer un traje hermoso, un traje como para una empresaría de alto nível. Así, sin comentarles nada a los niños del comedor; Fue a una entrevista, con su traje bien acomodado: Una camisa blanca, el saco y la pollera por las rodillas a juego gris con rayas en un tono grisaceo claro, un pañuelo en el cuello... Se bañó, se maquilló con lo poco que consiguió y se hizo un buen peinado. Quedó. La felicidad que ella tenía no se había comparado jamás. Iba a tener su empleo, sus cosas, su todo. Pero había un problema. ¿De dónde sacaría los zapatos de taco aguja a juego con su uniforme que le habían pedido en el nuevo trabajo? Horas y horas buscando entre bolsas de basura; Pidiendo en casas y nada. Nada. La nada misma. Mañana; Debería ir a su trabajo sin esos zapatos. No lo podía creer; El reloj marcaba las diez y trece de la noche; y la desesperación la atacó. ¿No podría permanecer en el trabajo? ¿Qué haría?... En eso, Thalía tocó la puerta, Avisándole que una señora había traído algunas bolsas con ropa y zapatos que ya no usaban. Esperanzada; Fue corriendo hacía las bolsas, había zapatos, de todos los colores y tamaños; Pero ninguno gris. Ni siquiera uno. Sacó algunas prendas bonitas; y fue a su habitación con un nudo en la garganta. Parando sus lentos y dolidos pasos, fue corriendo Caro y le dijo que le dé por favor la remera azul que ella tenía en su mano izquierda; Estaba a punto de dársela, cuando vió en su caja, un par de zapatos de taco aguja color gris, y hicieron un trueque realmente satisfactorio para ambas. Estuvo un mes,viviendo una doble vida, uno, dos, tres meses. Hasta que no pudo más y debió abandonar el comedor. Pudo salir adelante con llantos y dolor, diciendole a "sus" pequeños que vendría a verlos, y lo hizo. Alquilando una halcoba en una casa, y trabajando duro logró ascender a un puesto realmente importante. Así, logró convertirse en una personalidad famosa, contándole su historia al mundo... Y logró olvidar; aún que aún, alguna noche, acostada en su cama lo recuerda... y todavía rueda alguna lágrima por su mejilla.

2.4.10

Primera & Última ~